lunes, 7 de septiembre de 2015

¿Qué debemos comer cuando tenemos estrés?

Cuando tenemos estrés tendemos a comer peor que en condiciones normales. Generalmente o se pierde el apetito o por el contrario se picotea o come sin ton ni son a pesar de no tener hambre. Esto lleva a alimentarnos desconectados del proceso de alimentación y, por tanto, de las sensaciones corporales, según explica Pilar Morales, experta en coaching de Pronokal Group. Alimentarse de esta manera es nocivo para la salud, y por ello es fundamental "ralentizar el ritmo y comer de forma más consciente". 


Aprender a comer para no tener estrés




Este es el primer paso, después podemos tener en cuenta qué alimentos debemos comer cuando tenemos estrés, pues algunos de ellos proporcionan más energía que otros. La nutricionista de Pronakal, Graciela Moreira, nos da unas pautas.

Alimentos con vitaminas del grupo B
Pescados, mariscos, láctoes, huevos, brócoli, acelgas, espinacas, cereales y leguminosas. Todos ello contienen vitaminas del complejo B. Moreira especifica que la vitamina B6, por ejemplo, favorece la producción de serotonina (un importante neurotransmisor) y la formación de hemoglobina (proteína que transporta oxígeno) en sangre; mientras que la B12 mejora el estado de las células nerviosas y glóbulos rojos, lo que ayuda a equilibrar el sistema nervioso. De este modo, podremos influir en el estado irritable y alterado que suele producirse en situaciones de estrés.  

Minerales

Potasio

Está en la patata y el plátano principalmente. Ayuda al funcionamiento neuromuscular.
Magnesio
Presente en frutos secos, granos enteros, frutas y verduras, principalmente. Es bueno para equilibrar el sistema nervioso central y relajar el organismo.


Proteínas
Carnes y leche, ya que son ricas en triptófano, un aminoácido precursor de la serotonina también, que ayuda al cerebro mantenerse más relajado y concentrado, además de aumentar la sensación de bienestar.

Infusiones 
Las más relajantes son tilo, melisa y albahaca. 

Suprimir estimulantes 
Cafeína, alcohol, sal, mucha azúcar... deben moderarse en el caso de tener estrés. 

Resumidamente esto es lo que deberíamos comer cuando tenemos estrés, no obstante si observas que continuas en este estado de alerta de forma continuada en el tiempo (más de quince días), debe acudir a tu médico para que te aconseje qué medidas has de adoptar y que te ofrezca algún tratamiento para controlar el estrés.








No hay comentarios :

Publicar un comentario